Viaje de vuelta

¿Es largo el viaje de vuelta a Boston desde Barcelona?

Venga, a volar otra vez. Después de las vacaciones navideñas, regresamos a la normalidad de Boston: niños al cole, comida organic, mucha agua y unos cuantos cafecitos, ya sean del Starbucks o de casa. 
Empezamos la jornada de vuelta yendo al aeropuerto. Muchas familias como la nuestra regresando a sus hogares. Demasiadas colas y esperas largas. Al final, nos sentamos en el avión sin haber podido tomar el café de la mañana. Empieza el vuelo. Vemos una película, cada uno, una de diferente. El vuelo se hace largo, largo, larguísimo. Hay turbulencias y nuestros estómagos casi no lo resisten. Aunque pequeñas turbulencias, son persistentes en casi todo el trayecto, con lo cual llegamos al aeropuerto de New York como patos mareados. En este estado, debemos pasar control de aduanas, puesto que el de New York es el primer aeropuerto americano que pisamos, sacar maletas, y volverlas a facturar. Tenemos dos horas para hacer esto antes de coger el vuelo que nos llevará a Boston. Pero el avión llega tarde, nos queda hora y media. Treinta minutos en el control aduanero (cola y escaner de dedos, foto sin gafas y sello nuevo de entrada). Queda una hora. Coger las maletas de la cinta, diez minutos. Nos quedan cincuenta minutos. Una trabajadora del aeropuerto se apiada de nosotros cuando nos ve cargados con las maletas y gritando a los niños para que nos sigan; nos ayuda en el transporte de maletas y nos indica dónde debemos dejarlas, aunque ve casi imposible que podamos coger el vuelo. Nos quedan 30 minutos. Corremos por el aeropuerto, embarcamos de nuevo (todos los enseres en cajas para pasar el escáner, descalzos otra vez), pero el tipo que observa el escáner no tiene la prisa que tenemos nosotros. Nos mira con aires de superioridad y nosotros nos desesperamos!!!! Quince minutos! Pasamos deprisa, calzándonos mientras corremos y gritando otra vez a los pobres niños, cogemos un bus y nos lleva a la puerta correspondiente. Llegamos justo a tiempo para el embarque!!!!!!! Si mi profe de educación física me hubiera visto corriendo como una posesa y arrastrando las maletas, no me habría reconocido (¿o si?). 

Después de todo el ejercicio (espero que haya servido para bajar alguna caloría como mínimo), el avión va con retraso y nos esperamos más de una hora dentro. Al final salimos y llegamos a Boston en un plis plas. Los niños durmiendo, los despertamos a la llegada y van como zombis por el aeropuerto. Espera de maletas, taxi hasta casa... estamos agotados!!!!!!! Si, el viaje es largo, pero ya estamos en casa! Buenas noches!!!!!!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sabes que estás en America si...

Superpoderes

Feliz 90 cumpleaños