Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Llegó el día de "Fitness for life"

Imagen
Mis hijos estaban super "excited" (contentos, contentos, la traducción es contentos) porque se acercaba el día del gran evento, el día del "Fitness for life". Cuando yo les preguntaba de qué se trataba, me contestaban que sería un día muy divertido, pero no sabían contarme lo que sucedería. O sea que la incógnita se mantuvo hasta el mismísimo día. Y llegó el Día "D". Mis peques se levantaron más temprano que de costumbre (no tuve que despertarlos yo), y quisieron llegar al cole temprano tempranito, para que no perdieran el autobús que los llevara allí donde la diversión estaba asegurada. Yo también fui una de las muchas mamás y varios papás que contemplaron embelesados a sus hijos. Y debo reconocer que se lo pasaron pipa.
¿En qué consistió el "Fitness for life"? El super profesor de gimnástica estuvo preparando muchísimas actividades deportivas en un campo cercano a la escuela. Lo organizó requetebién.  Todo el cole participó del evento, desde los ni…

Concepto playa en primavera

Imagen
Debo reconocer que las playas que conocía hasta la fecha y las playas de Massachusetts son radicalmente diferentes. En todo. Bueno, vamos a comprobarlo:
Vamos a por las similitudes:
la única similitud que he podido encontrar es en lo básico, es decir que en ambos sitios hay agua salada (supongo) y arena. Nada más.
Vamos a por las diferencias:
Concepto playa en primavera anterior a Massachusetts: Llegas a la playa, te descalzas y caminas por la playa, tranquilamente, hasta que llega el momento de gritar como una posesa para impedir que tus niños se metan derechitos al agua, que en primavera aún está fría. El sol te pica la cara y unas gafas de sol nunca vienen mal. Después del paseo, encuentras un chiringuito con vistas a la playa y te sientas junto a tu media naranja y padre de tus hijos, mientras disfrutáis de una cervecita muy fría, unas aceitunas y una patatitas. Escuchas el ruido de las olas al chocar contra la playa, sientes a tu marido cerca y observas como está con los ojos cerrados…

Actividades extraescolares

Imagen
Y yo me pregunto ¿Para qué sirven las actividades extraescolares?
Para comprobar que tu hijo no es un genio aunque tú has decidido que en una materia u otra debe serlo, claro está.
Para ocupar las horas que no van a cole y así se cansan y van a la cama tempranito tempranito.
Para que el horario de los niños coincida con el horario de papá y mamá trabajadores a tiempo completo.
Para que los niños disfruten con alguna actividad no contemplada en el curriculum de la escuela y donde pueden hacerlo bien (ejem, desde el punto de vista de los papás).
Para que los niños se sumerjan en una actividad que les produzca satisfacción y placer a ellos.
Para que los papás puedan ofrecerles aquello que piensan es bueno para sus hijos y que los ahora papás no disfrutaron en su infancia.
Para ocupar las horas de la familia mientras los niños corren y saltan y se entretienen y los papás socializan.
Creo que la conjunción de la mayoría de los "Para" de los párrafos anteriores son válidos a la hora de es…

Mamás supermamás

Imagen
Aquí en América hay mucho voluntariado, gente que se ofrece para ayudar en determinados trabajos, sin cobrar nada. Yo nada más llegar, me apunté como voluntaria en una escuela de niños discapacitados. Y estoy en la clase de niños de cero a tres años. Está siendo una experiencia fantástica, enriquecedora, abrumadora y llena de momentos felices.
Los niños que acuden a esta escuela son extraordinarios, llenos de vitalidad y buen humor, pero hoy quisiera hablar de sus madres. Esas mamás que llegan a la escuela, con sus hijos en brazos y además cargadas con todos los enseres que creen que sus niños pueden necesitar. Nos indican a las voluntarias dónde está eso o aquello, por si acaso lo necesitáramos. Los dejan un par de horas a nuestro cuidado y se van con el corazón encogido los primeros días, y ya un poco más tranquilas los siguientes, al comprobar que los niños se lo pasan en grande. Generalmente son madres muy jóvenes, entre veinticinco y treinta y cinco años. Y viven para y por sus hi…

Celebrando aniversarios de boda

Imagen
Diez años de matrimonio. Como si nada. Han pasado volando. Parece que fuera ayer que nos prometimos amor eterno (para nuestros adentros, puesto que los votos matrimoniales no son muy cursis que digamos). En estos diez años, ha habido momentos dulces y momentos amargos, momentos para recordar y momentos para olvidar.
¿Qué sensación tengo de estos diez años? Recuerdo que hace diez años decidimos construirnos una casa cerca de nuestra familia, cerca de nuestros amigos y nuestros trabajos respectivos. Planeamos que sería la casa de nuestros sueños, donde crecerían nuestros hijos y donde viviríamos felices el resto de nuestras vidas. Una casa con jardín, para que nuestros futuros pequeñuelos disfrutaran a lo grande, mientras nosotros observaríamos el tiempo correr dándonos la mano. Queríamos eso. Y si, tuvimos la casa con jardín, la hipoteca y los niños. Y allí vivíamos felices, rodeados de nuestros familiares, de nuestros amigos y trabajando cada uno en un trabajo que nos apasionaba. Pero un…

Yo te protejo, yo me cubro

Imagen
Resfriados. Más que comunes en esta zona. Como mínimo, para mis niños. Y mis niños estornudan. Y el estornudo puede enviar miles, qué digo yo, millones de microbios a los alrededores de mis churumbeles. ¿Y quién está alrededor de mis churumbeles? pues yo y mi marido, por supuesto, y los niños de su colegio, y los profesores, y los niños con quienes juegan, o con quienes van a actividades extraescolares, o la gente de la mesa de al lado cuando vamos a un restaurante, o las enfermeras y los doctores cuando van al médico, y... oséase, todo el mundo con el que pueden interaccionar. Aquí puede verse una lista de remedios eficaces para prevenir que los millones de bichitos puedan llegar a huéspedes cercanos:
Remedio antiguo: el pañuelo de ropa. 
El pañuelo de ropa que mamá pone en la mochila por si acaso pero que nunca llega a tiempo de evitar el esparcido de los bichitos en el espacio más cercano.
Remedio nuevo: el pañuelo de papel. 
El paquete de pañuelos de papel que mamá también pone en la moc…

Nuevas amistades

Imagen
Una de las cosas más chulas de la expatriación es el hecho de conocer nueva gente.
Si, pues claro que echo de menos a mis amigos de toda la vida. Aunque gracias a las nuevas tecnologías aún estoy conectada con la mayoría, nuestras charlas son cortas y cada vez más espaciadas en el tiempo. Y es normal. Todos llevamos nuestro ritmo, nuestros horarios. A eso cabe sumarle que cuando yo me levanto ya es mediodía al otro lado del océano. Pero ellos saben que yo estoy y yo sé que ellos están.
Conocer a nueva gente es interesante, curioso y divertido. Interesante porque descubres nuevas maneras de ver y de pensar, de actuar y de sentir. Viejas tradiciones para ellos, que están orgullosos de mostrarte, representan un aprendizaje para ti. Y lo vives con intensidad y agradecimiento. Curioso por como te relacionas con unos y no con otros. Gente con la que conectas al instante y gente con la que te cuesta interactuar. Gente que sin mediar palabra sabes que te caen bien y con la que montas una comida c…

Concepto frío-calor

Imagen
Yo tengo frío casi siempre. Soy de las que siempre tienen las manos congeladas y los pies helados. Necesito a mi marido por infinidad de cosas (lo necesito porque lo quiero), pero cuando puedo calentarme mis pies en sus piernas, metidos los dos en la cama, ¡lo adoro! Como madre que soy, al yo tener frío, abrigo a mis hijos de forma exagerada. ¿Que mamá tiene frío? Tranquilos, mis hijos sudarán la gota gorda por mi miedo a que se resfríen, puesto que les habré vestido con montones y montones de capas difíciles de sacar. En Massachusetts paso frío. Y debo decir que el tiempo me da toda la razón, puesto que temperaturas de -20ºC no son raras en estos lugares. Y me abrigo. Y abrigo a mis hijos. Y acostumbro a salir a caminar con capas y capas de ropa. Mis hijos, en cambio, han tenido una adaptación al medio mucho más... ¿Natural? Durante los primeros días de vivir aquí yo quedaba horrorizada al ver a niños en pantalones cortos con temperaturas muy muy bajas (mientras los míos parecían muñecos…