Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Había una vez... espaguettis carbonara!

Imagen
Érase una vez, hace ya mucho, mucho tiempo, en un lejano país, vivía una jovencita con dos amigas en un piso de estudiantes de una gran ciudad. En este piso habitaban de domingo por la noche hasta el viernes por la tarde, cuando regresaban a sus casitas del bosque para poder ver a sus seres queridos.  Antes de desplazarse para estudiar en la gran ciudad, siempre habían vivido en sus casitas del bosque y apenas sabían cocinar. Sus mamás, preocupadas por sus niñitas (¡de dieciocho años!), cada domingo por la noche les preparaban los más deliciosos manjares, que disponían en fiambreras y que las muchachas guardaban en el congelador de su piso para que de este modo pudieran sobrevivir durante toda la semana. A veces, las muchachas incluso se atrevían a ir al super a comprar comida lo más sana posible, léase patatas fritas congeladas, pizza congelada, pan para bocadillos y helado de nata y chocolate. Así, entre los estudios y la comida, el tiempo pasaba volando, volando, y las tres vivían fe…

Mi sonrisa de Mona Lisa

Imagen
Uno de los cuadros mundialmente conocidos es la Mona Lisa, que actualmente ocupa una sala del museo del Louvre, en Paris. Se dice que entre muchos otros factores, esta pequeña pintura es tan famosa por la enigmática sonrisa de la mujer que pintó Leonardo da Vinci hace ya más de quinientos años.
Al llegar a Massachusetts, observé aturdida que la gente me sonreía por la calle. Sin conocerles absolutamente de nada, la gente que se cruzaba en mi camino me miraba y esgrimía una medio sonrisa para saludarme. Incluso algunos me decían "Hola." (Bueno, en realidad "Hi"). Yo, acostumbrada a que por las calles la gente ni se mira, que no se saluda si no eres un conocido de toda la vida, que va a su aire sin importarle quien anda alrededor, me quedé patidifusa mientras caminaba por distintos rincones de Massachusetts. Cuando la gente pasa por mi lado, ¡me sonríe! Si, si, la mujer que pasea el perro a -20ºC de temperatura, el hombre que limpia de nieve o de hojas la entrada de su…

Barbie mamá

Imagen
A la salida de la escuela, cinco minutos antes de acabar las clases, las mamás se reúnen para comentar que su peque está resfriado o que han encontrado una ganga en Marshals, mientras esperan pacientemente a que abran las puertas del colegio y salga la marabunta.
Yo soy de las mamás que llega tarde, corriendo con la lengua fuera, saluda al crossing guard a toda prisa, se da cuenta de que hoy tampoco se ha maquillado y de que debe ejercitar un poco más esos músculos para controlar los michelines incipientes que se van reuniendo cada vez con más precisión alrededor de la cintura. Soy de las mamás que saluda (o no) a las otras mamás que tropiezan con ella, pendientes todas de que nuestros pequeñines nos vean y sin demasiado entusiasmo, nos den un beso casi imperceptible y nos pidan un helado o que nos quedemos en al parque a jugar.
El otro día, contemplando esta situación que se repite cada día de lunes a viernes, tuve la certeza de que:

No soy una Barbie mamá.

Dicho lo cual, paso a la defini…

HomeGoods y el niño perdido

Imagen
Mi tienda bonita. Todo lo que puedas pensar para decorar tu hogar puedes encontrarlo en HomeGoods. Desde un plato hasta una mesa auxiliar, desde un vaso hasta una alfombra.
Pero atención, entrar en HomeGoods crea adicción (sobre todo femenina). Porque todo lo que hay es bonito al estilo New England. Además, constantemente hay nuevo material, o sea que si has pasado medio año sin entrar en un HomeGoods, puede que alucines con unos platos decorados de forma exquisita, un jarrón azul transparente de forma ovalada o unos manteles para fechas señaladas que nunca antes habías visto. Si el estilo nórdico (sueco para ser más exactos) es lo que os gusta, difícilmente encontrareis algo que os deleite en HomeGoods. La tienda está pensada para perpetuar las modas de New England, con sus adornos florales, sus formas redondeadas y sus colores pastel, aunque también pueden encontrarse reminiscencias exóticas como platos de decoración de la India o copas de cristal de Bohemia.
La primera vez que visitamo…

Premios de bloggers para bloggers

Imagen
Y esta semana he recibido un premio que me ha hecho especial ilusión, por dos motivos fundamentalmente:
- el primero es que quien me lo entrega es una blogger como yo, con circunstancias geográficas parecidas a las mías. Su blog, Narrando al mundo cuenta sus experiencias viviendo en Miami. Muy aconsejable, muy entretenido y vital. Gracias por compartir tus experiencias, ¡continua así!
- el segundo porque me hace ilusión entregarlo a un blog muy especial, El inicio de una nueva historia  en el que se nos cuentan las peripecias de unos papás en proceso de adopción, en el que la esperanza y la ilusión hacen mella cada día en los corazones de estos papás y de la gente que nos paramos a leer su blog.
Un blog es una manera contemporánea de contar tu historia, de liberar tus miedos y tus inquietudes, pero también de querer provocar una sonrisa a quienes quieren leerte. Un blog es un diario personal sin confidencialidad, al que todos podemos acceder para conocernos un poquito más. Estoy contenta …