Crónica de una tempestad: Juno

Domingo 25 de enero 2015
Los medios de información avisan de una fuerte tempestad que se acerca a Massachusetts. Grandes posibilidades de que cierren los colegios durante el martes y el miércoles. 

Lunes 26 de enero 2015
Los supermercados y grocerys están llenos de gente que aprovisiona. La gente compra carne en cantidad y agua embotellada (aunque bebemos agua del grifo, puede que ésta se congele en las tuberías, con lo cual es imprescindible tener una reserva).
Las estaciones de servicio están también ocupadas de gente que llena el depósito de su vehículo.
La gente no está asustada, sabe que tiene que prepararse para estar encerrada en casa todo el día de mañana martes.
Los medios de comunicación avisan de la peor tempestad que haya habido nunca en el estado de Massachusetts.
Los trabajadores acaban temprano y regresan a casa antes de lo habitual.
A las cuatro de la tarde cae una nieve fina y delgada, acompañada de una ligera brisa.
Recibimos una llamada telefónica de la escuela informándonos que mañana martes permanecerá cerrada.
La temperatura es de 27ºFahrenheit.
A las seis de la tarde hay muy poca circulación en las calles y carreteras.


Martes, 27 de enero 2015
Nos levantamos por la mañana con una postal de Navidad detrás de la ventana. Más de medio metro de nieve rodea nuestro entorno. 
Todo el mundo está dentro de sus casas.
La nieve continúa cayendo incesantemente, sin pausa. Ráfagas de viento ayudan a esparcirla por todos lados. 
Juno está sobre Massachusetts, descargando nieve y viento por doquier.
No para de nevar en todo el día, pero las ráfagas de viento son escasas y discontinuas. 
La temperatura es de unos 17ºFahrenheit durante todo el día.
Por la ventana que da a la calle, veo pasar una vecina esquiando, un chico caminando tranquilamente y varios coches quitanieves que hacen lo que pueden para luchar contra unas inclemencias del tiempo a las que ya están acostumbrados.
Parece que hayan desaparecido nuestras escaleras puesto que la nieve las cubre como un manto blanco nuclear. También han quedado dentro de su manto los dos contenedores de basura.
Desde el colegio nos avisan telefónicamente que mañana miércoles también permanecerán cerradas sus instalaciones.
Los medios de información hablan de nevada histórica. Los periodistas desplazados a diferentes ciudades de Massachusetts muestran imágenes de coches totalmente cubiertos de nieve y de la nula circulación por las calles.
Se oyen repetidamente y durante gran parte de la noche las máquinas quitanieve que dejan las calles impolutas.

Miércoles, 28 de enero 2015
A partir de las 12:01 del miércoles se levanta la prohibición de circular por las calles.
Nos levantamos con el mismo paisaje blanco pero con las calles y carreteras limpias de nieve. La circulación es posible.
La temperatura es de 9ºFahrenheit.
No hay viento. Pueden verse trozos de cielo azul que iluminan nuestro blanco paisaje.
Salimos a la calle. El frío no es intenso y nos lo pasamos en grande jugando con la nieve, una nieve virgen que nos gusta pisar, que nos impresiona cuando intenta "comernos", que es polvo blanco imposible de materializar en muñeco de nieve. Es una nieve que tiramos hacia el cielo y parece polvo de hadas. Es una nieve pura y bonita, que te acerca a la naturaleza y a su magia. 
El cielo se cubre de nubes para luego descubrirse en todo su esplendor azul pastel. Una vez dentro de casa, se agradece el sol que pasa a través de nuestras ventanas señalando que la tormenta (blizzard) ha terminado y que Juno ha servido para disfrutar una jornada familiar en casa, salpicada de libros, juegos, trabajo y risas.










Comentarios

Entradas populares de este blog

al despacho del director

Las hay valientes

Vacaciones de verano en coche