La media maratón de Boston y mi Significant other

Mi Significant other ha participado en la media marathon de Boston, que se ha celebrado el día 7 de octubre de 2018. ¿Y quién es el Significant other?¡Ajá! Pues al que yo llamo el padre de mis hijos, o mi marido, o mi pareja. Para los americanos, el Significant other es una forma de nombrar a tu pareja,  de la forma más políticamente posible. Porque, desengañémonos, en nuestra sociedad, cada día aparecen nuevas formas de entenderse el concepto de familia, de vida. Familias monoparentales, familias con parejas casadas legalmente con anteriores parejas, parejas del mismo sexo, parejas, parejas, familias, familias, hijos de una anterior relación, hijos de antes y de ahora con los de antes que también son los de ahora... y los americanos han encontrado una fórmula especial y correcta para designar a tu pareja actual, o más bien, a la persona que más significa para ti en estos momentos. Significant other. Y todos contentos. O no.
Y aquí estábamos, mi significant other participando en la media marathon, y yo inmortalizándolo antes y después de la carrera, junto con otros diez mil significant others, que también se han levantado antes de las seis de la mañana, para participar. 
A veces tengo envidia de esta gente que le gusta entrenar y participar en una cosa de gran esfuerzo físico. Sólo a veces. Yo considero que el deporte es malo para la salud, habida cuenta de que tienes más riesgo de romperte una pierna jugando a fútbol que estando sentado en un sillón leyendo un libro. Luego hay quién me dirá que el deporte es necesario para la salud. Estoy de acuerdo que el ejercicio es necesario, pero conviviendo con mis dos churumbeles y mi significant other, puedo asegurar y aseguro que realizo todo el ejercicio necesario yendo a la compra, cocinando, fregando, lavando y plegando la ropa. Y aún ejercito sobradamente mis cuerdas vocales, cuando éstas expresan las órdenes de ir a la cama, apagar los electrónicos o poner la mesa.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El peor cumpleaños de mi vida

Criterio de estilo

Celebraciones indiscretas