Soy una enana regordeta

5'4
131
Estas son mis medidas. El primer número es la altura y el segundo el peso.
Para mi, que estoy acostumbrada al sistema métrico decimal, descubrir mis medidas en Estados Unidos fue una fuente de malestar.
Vamos a ver, 5'4 cm de altura significa que soy enana, pero de las más bajitas además. Si a eso le sumo 131 kg de peso, soy una enana regordeta, o mejor dicho ¡gorda como una bola!
Cuando comprobé mi altura y mi peso, la primera conclusión que me vino a la cabeza era que la fuerza de la gravedad en Massachusetts era mucho más potente que en cualquier otro sitio donde yo hubiera estado previamente. Y no me atrevía a mirarme en el espejo del baño, por miedo a que la visión de mi cuerpo me causara una profunda depresión.
Al cabo de poco, la realidad se apoderó de mis neuronas. En Estados Unidos no usan las unidades del Sistema Métrico Decimal, de modo que mis 5,4 de estatura no se miden en centímetros, se miden en feet (pies). Bueno, mido un poco más de cinco pies, algo es algo, ya no soy bajita como una cucaracha, soy de la medida de cinco pies (falta averiguar si son pies de gigante o de geisha, eso si). Y mis 131 de peso no se miden en kilos, se miden en pounds (libras), con lo cual mi peso al convertirlo en kilos se reduce a algo más de la mitad. Perfecto. 
Y llegó la prueba de fuego: ir de compras para averiguar qué talla era la que yo usaba. Y ¡oh! sorpresa divina, mis plegarías, ahora si, ¡se habían materializado! Mi talla, con mis 5,4 feet y mis 131 pounds ¡era una de las tallas pequeñas en las tiendas americanas!
Ahora puedo pasearme por las tiendas y escoger las camisas y pantalones que quiero con una sonrisa en los labios, puesto que en sus etiquetas se lee la letra S (small, pequeña). Unos de los placeres americanos que he podido disfrutar hasta la fecha.




Comentarios

  1. ajajaja, genial! Feliz semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz semana igualmente;) Aquí teníamos verano la semana pasada y esta semana hemos regresado al invierno! ¿Y vosotros?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

al despacho del director

Las hay valientes

Vacaciones de verano en coche