Pajama Day

Pajama Day, o lo que es lo mismo, el Día del Pijama.
Si, si, yo convencidísima que Pijama en inglés también se escribe con "i", pues resulta que no, que en americano es con "a".
Una vez dicho esto de paso, voy a escribir lo que yo sé del Pajama day.
Nací a principios de los setenta (válgame Dios, de eso hace ya muchos muchos años), con lo cual creo recordar que mi primera incursión en el mundo americano fue a través de "Grease". Si, la peli de cuento de hadas, de Romeo y Julieta pero con happy end, que John Travolta como el chulo piscinas y Olivia Newton-John como la niña bien recrearon con un éxito fulminante. Así pues, la primera visión que tuve de los Pajama days fue contemplando embobada a través de la pantalla de televisión a un atajo de jovencitas dispuestas a probar de todo en su época rebelde (y pensar que años después, la más rebelde de todas, Stockard Channing, encarnaría a la Primera Dama de los Estados Unidos en "El Ala Oeste" a la perfección). Esas jovencitas vestidas en pijamas más o menos sexys, mientras se burlaban de la niñita que encarnaba Olivia Newton-John, representaban lo único que yo conocía de una fiesta de pijamas. Y parecía divertido.
Años más tarde, una amiga mía americana madre de tres chicas me comentaba que para las fiestas de cumpleaños de sus niñas, éstas le pedían fiestas de pijama. Y que se lo pasaban en grande.
Y desde que llegamos a Massachusetts, las fiestas de pijama son una constante en la vida... del cole de mis hijos!!!!!!! 
¿Qué han cumplido cien días de curso? PAJAMA DAY
¿Que es el aniversario de Dr. Seuss? PAJAMA DAY
¿Que han llenado una cajita con bolitas? PAJAMA DAY
Y venga, a buscar excusas para ir vestidos con pijama todo el santo día.
A mis hijos les encanta que sea el día del pijama. Quieren ponerse el más chungo que encuentran por casa. Yo intento que no escojan el de los pantalones demasiado cortos o el de la camiseta demasiado grande; y no les permito que se pongan el que han usado para dormir toda la noche. Y así van, con su pijama escogido para lucir, botas de nieve y chaqueta gruesa, listos para el día de cole. Un día de cole especial, no en la materia, sí en el vestir.
Cabe decir que la vestimenta americana es, ante todo, muy muy cómoda. Los niños van vestidos con pantalones de chandal y camiseta cada día, fines de semana incluidos, con lo cual el pijama es una prenda que no difiere extremadamente de su ropa habitual. 
Cabe decir que las profesoras de mis niños también van vestidas con pijama durante el día del pijama, por eso de la educación siguiendo el ejemplo, me imagino. La profesora de mi peque es una chica joven, delgadita y pizpireta, que siempre va arregladita (collar, foulard, normalmente falda y merceditas (si, a -20ºC con falda y merceditas)), con lo cual se nota cantidad cuando es el día del pijama en su clase. 
Mis hijos, orgullosos, lucen sus pijamas junto al resto de su clase. Clase de matemáticas, de arte o de gimnasia se imparten con ellos vestidos para ir a dormir. 
Mi conclusión: el pajama day es un día especial dentro de la cotidianidad. Los niños van contentos y felices a recibir sus lecciones, mientras usan una ropa que otros días no está permitida. Se consigue que un día de cada día, sin nada excepcional, se convierta en un día especial por el simple hecho de llevar una ropa cómoda y sin gastos extra. 
¿Positivo o negativo? yo doy mi aprobación.

Debo confesar que me he olvidado dos veces del pajama day de mis hijos. Usé soluciones diferentes para cada uno:

Problema 1: llegando al cole, vemos que los niños de la clase de mi hijo mayor llevan puesto pijama. Mi hijo me dice: "¡Mamá, hoy es pajama day y yo no lo llevo!"
Solución 1: Y yo que le digo: "Cariño, la ropa que llevas ya parece un pijama, seguro que no se dan cuenta." Y mi hijo me despide con un beso en la mejilla, no muy convencido de mi respuesta.

Problema 2: llegando al cole, vemos que los niños de la clase de mi hijo menor llevan puesto pijama. Mi hijo me dice: "¡Mamá, hoy es pajama day y yo no lo llevo!"
Solución 2: Y yo que le digo: "Cariño, entra en la clase que voy a buscártelo." Y ya me veis a mi corriendo como una posesa, haciendo caso omiso a Jack, el guardia que controla el tráfico de coches al lado del cole, quien me grita que no cruce antes de tiempo, abriendo la puerta de casa, cogiendo el primer pijama limpio que encuentro y volviendo casi volando al cole mientras Jack me persigue con su mirada y yo hago como si no lo viera. Llego sin aliento a la clase de mi hijo, nos vamos los dos al baño, y, como Superman, se cambia de niño normal a niño con pijama!!!!!

Y me preguntareis, si el Problema 1 y el Problema 2 son iguales, ¿por qué diantre la Solución 1 y la Solución 2 son diferentes? 
Simple, la vida no son matemáticas, y la vida de las mamás aún menos. Depende del humor, las ganas, el tiempo y la hora, las soluciones para un mismo problema tienden a diferenciarse infinitamente. Y ya está.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Sabes que estás en America si...

Superpoderes

Feliz 90 cumpleaños